Así vuelve ‘Cuéntame cómo pasó’

En 2020, Carlos Alcántara ha regresado de Nueva York. Interpretado por Carlos Hipólito, el actor que ha puesto voz a sus reflexiones estos veinte años, Carlitos cuida ahora de Mercedes. Su hermana María (Silvia Abascal) trabaja en un hospital con su marido Jorge (Martxelo Rubio), también médico. La hija de la pareja, Alba (Paula Morago) es una adolescente que pasa buenos ratos de su confinamiento cotilleando los álbumes de fotos junto a la abuela Mercedes, mientras los primos Oriol (Borja Fano) y Santi (Jan Cornet), los tios Toni e Inés, y los vecinos de San Genaro intentan continuar con sus vidas sorteando el virus.

Imanol Arias y Ana Duato, Pablo Rivero, Irene Visedo y Paloma Bloyd siguen en la piel de sus personajes en las estampas de 2020 que se cuelan en los capítulos. El tema central de la temporada encaja como un guante en la narrativa de ambos años: “Se trata de contar qué hacemos cuando las cosas nos superan, cuando nada de lo que teníamos previsto va a ser posible porque viene lo inesperado y nos tuerce la vida”, dice Joaquín Oristrell, coordinador de guion y que también dirige el capítulo 370, ‘Desde mi balcón’, con el que se abre la temporada.

En 1992, la acción comienza en invierno, con la mirada del mundo puesta en una España que se dirige en tren de alta velocidad a la Expo y a los JJOO. Es un periodo de optimismo, donde los españoles se sienten orgullosos del éxito organizativo de los grandes eventos del año. Pero también es un año donde abundan los titulares sobre el auge del SIDA, los casos de corrupción y una crisis economica que cristaliza en huelgas como la de los servicios de limpieza en Madrid, que tiene amargados a los habitantes de San Genaro en los primeros capítulos.

Según Oristrell, “los Alcántara comienzan la temporada siendo islas”. Antonio, en busca del camino al corazón de Mercedes, volcada en su empresa de moda y en su relación con Max (Ramón Madaula). Entre Inés y su hijo Oriol se ha abierto un precipicio, ya que el chaval se opone al romance entre su soñadora madre y Belén (Beatriz Argüello). La benjamina, María (Carmen Climent) quiere ser libre y dejar de depender de su familia, pero no sabe cómo. Toni y Déborah buscan la forma de conciliar su equilibrio familiar con sus ambiciones profesionales. Entre tanto lío, Herminia es un faro que alumbra en plena tormenta.

Y en ese escenario se produce algo inesperado: un coche arrolla al cabeza de familia y los Alcántara sufren una conmoción. Enfrentados a lo inesperado, cada uno debe iniciar un viaje en el que tendrán que renunciar a parcelas de libertad individual para volver a hacer familia.

La rivalidad política planea en algunas de las tramas que Toni Alcántara enfrentará en próximos capítulos, peripecias en las que coindice de nuevo con Marta Altamira (Anna Allen), personaje familiar para los seguidores de la serie. Su regreso abre caminos tanto en el porvenir profesional como en su relación con Déborah, que consigue una oportunidad de oro para relanzar su vida profesional.

Nuevas líneas argumentales inquietarán a los espectadores, como la que se abre con Iván, (Francisco Reyes), el exmarido de Catalina (Natalia Millán); la peluquería del barrio recibe un impulso con la gerencia de Helena (Lola Baldrich) y de su atractivo hijo Alex (Pablo Álvarez), un bala perdida que refleja el espíritu transgresor de los noventa. En total, cerca de ochenta actores formarán parte de la rica galería que dan cuenta de estos años.

Tras el descanso navideño, Cuéntame acaba de retomar sus grabaciones el pasado lunes y su rodaje continuará hasta la primavera, bajo un estricto calendario de tests que garantizan la seguridad de todos los trabajadores de la ficción. Entre las novedades de la temporada, el equipo de guion se ha reforzado con Yolanda García Serrano, Manuel Dios y Laura León Varea. En el de dirección, también se ha incorporado Irene Arzuaga.

Deja una respuesta