Recién cumplidos los 65 años, Miguel Bosé relata en Lo de Évole el gran cambio físico por el que ha pasado en los últimos años. En esta línea, el cantante confiesa que estos problemas le llevaron a aislarse completamente de su entorno: “¿No te veía nadie?”, pregunta el Évole al artista, que responde. “¿A quién quieres que me enseñe, en ese estado?”

Bosé también explica por qué su voz se ha visto perjudicada, y relata hasta qué punto supuso un problema en su salud: “Mi voz va y viene, ahora puedo hablar, pero he llegado a no tener voz”, confiesa al periodista.

Asimismo, durante la conversación, también remarca que hace siete años lo dejó todo: “He vivido años salvajes: drogas, sexo a lo bestia… Un buen día me desperté y dije: se acabó”, confiesa.

Deja una respuesta