La 1 estrena esta noche, a partir de las 0.15 horas, Edelweiss, primera serie documental original que, en cuatro capítulos, aborda la historia del grupo de montaña Edelweiss, la secta más destructiva de España. Cuenta con los testimonios de los principales protagonistas, además de los encargados de la investigación que acabó en el mayor juicio por corrupción de menores de nuestra historia.

La serie documental, creada y dirigida por Eulogio Romero, narra cómo el grupo de montaña Edelweiss captó a cientos de chicos durantes sus más de diez años de existencia, primero en Madrid, donde surgió, y después en el resto de la Península. Lo que aparentemente era una asociación de actividades al aire libre, escondía una secta peligrosa en la que las prácticas paramilitares y los abusos de todo tipo estaban a la orden del día.

Bajo el liderazgo de Eduardo González Arenas, más conocido como Eddie, quien se presentaba a los chicos como un príncipe de otro planeta que había venido a La Tierra para salvarles de un cataclismo mundial, la secta ejerció un control absoluto sobre los menores, y sometió su voluntad para que estuvieran al servicio de sus oscuros planes.

La serie consta de cuatro capítulos de 35 minutos de duración que se estrenarán hoy a la vez y de forma gratuita. Incluyen la participación de expertos en el mundo de las sectas como Eduardo Bravo o Miguel Perlado; el inspector de policía encargado del caso, José A. Ávila; o el periodista de investigación de Interviú que más cerca tuvo a Eddie, Perfecto Conde. También cuenta con los duros testimonios de algunos de los niños que fueron miembros de la secta, e incluso con el de Carlos Ríos, lugarteniente de Eddie en la organización.

Además de estas declaraciones de primera mano, Edelweiss cuenta con imágenes de archivo y recreaciones ficcionadas que ayudan a comprender el fenómeno de esta secta, la más destructiva de nuestro país y que acabó en el mayor juicio por corrupción de menores de nuestra historia en 1991, copando las portadas y titulares de la prensa del momento.

Deja una respuesta