El actor José Luis Gil se recupera en casa de un infarto cerebral

El actor José Luis Gil, conocido por sus interpretaciones de Enrique Pastor, en La que se avecina, o Juan Cuesta, en Aquí no hay quien viva, sus montajes teatrales y su larga trayectoria en el mundo del doblaje, ingresó en el centro médico Hospital Nuestra Señora del Rosario, en la calle del Príncipe de Vergara de Madrid, víctima de un ictus isquémico agudo hemisférico izquierdo.

La familia de José Luis Gil agradece la profesionalidad y la calidad humana desempeñada por el todo equipo de la clínica madrileña en su intervención e ingreso. Confían en que la rehabilitación, el tiempo y el acompañamiento ayuden a su pronta y total recuperación.

Empieza un período clave, de trabajo y esfuerzo, en el que la tranquilidad, es muy importante. Para ello, quieren agradecer todas las muestras de cariño y afecto que están recibiendo, y solicitan a los medios de comunicación y a sus seguidores que sean respetuosos como siempre lo han sido.

Irene Gil

Deja una respuesta