Chanel pisa por primera vez el escenario de Turín con un diseño icónico de Palomo Spain

Chanel pisa por primera vez el escenario de Turín con un diseño icónico de Palomo Spain

Con el vestuario que ya es icónico y pasará a formar parte de la historia de Eurovisión ha pisado Chanel por primera vez el escenario del Pala Alpitour de Turín. Se trata de un diseño de Palomo Spain, jurado de ‘Maestros de la costura’, que ha tenido que conjugar impacto y comodidad en un mono negro de inspiración goyesca con el que la representante española en el certamen europeo exhibirá todo su potencial en la final del 14 de mayo.

Chanel ha asegurado que estaba “muy nerviosa” porque llegase el momento de probarse el vestuario de Palomo Spain, que ha definido como “amazing”, y ha confesado que es “súper cómodo, súper bonito” y que le encanta. Además, ha añadido que “cuando lo llevo puesto me siento genial”.

En cuanto al trabajo de diseño junto al diseñador ha revelado su petición: “lo único que pedía es sentirme cómoda bailando y él me presentó su arte y me encantó”. Y ha explicado que “la idea surgió de él, básicamente. A mí me gusta trabajar con artistas que tengan las cosas claras y en este caso Palomo Spain no solo tenía las cosas claras, sino que tiene su propio estilo”.

Más de 50.000 cristales de Swarovski incrustados, imitando brillantes y rubíes, adornan el mono negro de lycra y tul y una chaquetilla corta de cuero, con hombreras muy trabajadas y un dibujo que recuerda a bordados tradicionales. En los pies, Chanel confiará de nuevo en sus botines de baile negros que utilizó también en el Benidorm Fest.

El taller de Palomo Spain en Córdoba -un equipo de una decena de personas- ha trabajado a contrarreloj en la confección del vestuario, que ha llevado en torno a tres semanas, a los que hay que sumar los tres meses que se lleva trabajando en buscar la mejor propuesta y que mejor se adaptara a las necesidades de Chanel sobre el escenario de Eurovisión.

Junto a ella, su cuerpo de baile, con un vestuario a juego con el de la cantante. Los chicos, vestidos de negro con chaquetilla corta a juego con la de Chanel; y las chicas con body con hombreras, también coordinadas con Chanel.

Debido a la complejidad del trabajo artesanal de incrustar los cristales en el traje, Palomo Spain creó unas hombreras para los bailarines y Raúl Amor, figurinista de RTVE, se ha encargado de buscar el look definitivo. Un trabajo, además, en el que Exon Arcos, Josh Huerta, Pol Soto, Raquel Caurín y Ria Pérez han estado muy implicados en todo momento.

Chanel ha sido la penúltima en ensayar de las 40 delegaciones, justo después de Alvan & Ahez, de Francia; Mahmood y Blanco, de Italia; y Sam Ryder, de Reino Unido; y justo antes que Alemania, últimos en ensayar.

Han sido treinta minutos de primera toma de contacto en un ensayo a puerta cerrada para la prensa acreditada en Turín y online en el que el director artístico, Kyle Hanagami, ha podido ver, por primera vez en directo, la puesta en escena creada y ajustar después, con el equipo técnico del festival, detalles para que todo salga perfecto en la final, incluido el elemento sorpresa en su puesta en escena que incluye algunas diferencias con respecto a lo que se vio en el Benidorm Fest.

Al terminar el primer ensayo, la representante española en Eurovisión ha contado sus primeras sensaciones sobre el escenario: “está bien, pero siempre se puede hacer mejor, no vamos a parar de ensayar”. Y ha añadido que “estamos súper contentos pero no vamos a dejar de afilar, afilar y afilar”.

A continuación, rueda de prensa para compartir sus primeras sensaciones con los medios. En total, 1.500 periodistas cubren cada año uno de los eventos musicales más importantes del mundo; este año 500 podrán cubrirlo desde el Pala Alpitour, mientras que otros 1.000 podrán seguir los ensayos y ruedas de prensa de los 40 artistas de manera online.

Deja una respuesta