‘Volando voy’ recupera un jardín renacentista en un antiguo monasterio de Las Merindades

Las Merindades es una histórica comarca de Burgos conocida por sus complejos de cuevas kársticas, de los más grandes del mundo, y por su patrimonio arquitectónico y cultural, del que forma parte el Monasterio de Santa María de Rioseco. Jesús Calleja viajará a esta región con su helicóptero para recuperar junto a los vecinos de la zona un jardín renacentista del siglo XIII, una de las aventuras más ambiciosas y complejas en la historia de ‘Volando Voy’, en la entrega del programa que Cuatro emite esta noche a partir de las 22.45 horas.  

Desde hace diez años, un grupo de voluntarios comenzó con la reforma del monasterio alentados por Esther López, una profesora de historia del arte jubilada, y por Juanmi Gutiérrez, un joven sacerdote que se encarga de varias parroquias en la zona. Calleja y su equipo se unirán a jardineros, operarios, vecinos y voluntarios de la zona para ayudar a recuperar este símbolo de la comarca y revitalizar este entorno rural, afectado por la despoblación. Tras meses de preparativos, todos trabajarán codo con codo para transformar este espacio de más de 600 metros cuadrados casi en ruinas, preparando la tierra, marcando caminos y parterres, instalando sistemas de riego y plantando más de 1.600 especies vegetales, como lavandas, rosales, cipreses, laureles y bojes, entre otras muchas. 

Durante la aventura, Calleja contará con la ayuda de Adrián, un joven jardinero de la zona sobre el que recaerá la responsabilidad de buscar todo lo necesario para que el lugar vuelva a ser un jardín. También colaborarán Bárbara, una profesora de ciencia ganadora por su labor durante la pandemia con el Global Teacher Award, el Nobel de la Educación; y Unai y Guillermo, dos jóvenes músicos, pianista y violinista, que dejaron su vida en la ciudad para instalarse en Las Merindades y que tendrán un importante papel en la inauguración del jardín.

Deja una respuesta