‘Viajeros Cuatro’ finaliza su quinta temporada visitando Eslovenia y Panamá

‘Viajeros Cuatro’ finaliza su quinta temporada visitando Eslovenia y Panamá

Fin de trayecto de ‘Viajeros Cuatro’ en su quinta temporada: tras recorrer parte de la geografía española y visitar diferentes países de Europa, América y Asia, el espacio alcanza el final de su ruta esta noche (22.50 horas) en Cuatro con una doble entrega que llevará al equipo a conocer y vivir nuevas experiencias turísticas, culturales y gastronómicas en Eslovenia, un país de cuento, y Panamá y sus espectaculares playas.

Eslovenia: una de las mayores superficies boscosas de Europa

El primer programa de la noche viaja hasta un pequeño país rebosante de naturaleza a orillas del Adriático: Eslovenia. Allí, el equipo encabezado por Eva Rojas descubre las espectaculares vistas del Parque Nacional de Triglav, el más importante de la nación, con la Cascada de Savica, de casi 80 metros de altura, entre sus grandes atractivos. Además, practican parapente para sobrevolar el Lago Bohinj y realizan una agradable ruta hasta la preciosa Garganta de Vintgar, un cañón en torno al río Radovna.

Viajeros Cuatro se traslada también hasta la cueva de Postojna, la más larga de Europa con cinco kilómetros de recorrido visitable, y hasta el Castillo de Predjama, encajado en una enorme pared rocosa de 123 metros.

Tras esta espectacular ruta por la naturaleza, el programa se desplaza hasta la capital, Ljubljana. El recorrido arranca en el kilómetro cero, la plaza de Prešeren, donde se encuentran algunos de los elementos más emblemáticos de la ciudad como Odprta Kuhna, un mercado de comida al aire libre en el que degustarán algunos platos típicos como el guiso de hígado de venado. También pasean por el barrio alternativo de Metelkova, la zona urbana más cultural y artística y considerada como uno de los puntos clave de la cultura underground del país.

Viajeros Cuatro también descubre Maribor, la segunda ciudad más grande de Eslovenia, que acoge la vid más antigua del mundo; Žalec, que destaca por albergar una fuente pública de cerveza; la aldea de Grosuplje, con caseríos típicos eslovenos; y Piran, la perla costera del país, donde navegarán en un barco privado. Por último, conocen las peculiaridades de los caballos Lipizzanos, raza equina originaria del país caracterizada por su belleza.

Panamá: Bosques tropicales, desierto, espectaculares playas y unas de las mega infraestructuras más importantes del mundo

A continuación, Cuatro emitirá la última entrega de la temporada de Viajeros Cuatro, que realizará un sugerente recorrido por Panamá, país que acoge bosques tropicales, un desierto, espectaculares playas en las costas del Caribe y el Pacífico, una ciudad cosmopolita y una de las infraestructuras más famosas del mundo, el Canal de Panamá.

El equipo, encabezado en esta ocasión por Estefanía Masó, visita de la mano de una bióloga marina Bocas del Toro, archipiélago formado por diez islas principales y más de 200 islotes, situado en las costas caribeñas, y su capital, Isla Colón. Junto a la artista y modelo Daluna Kraemer, conocen el hotel más exclusivo de estas islas y la Playa Estrella, famosa por la presencia de estrellas de mar, donde practican un deporte similar al esquí acuático que se lleva a cabo sobre una tabla.

En la Isla de Bastimentos, se adentran en la selva local, donde ven especies de animales típicos como las ranas rojas, cuyo veneno era utilizado por los indígenas para fabricar sus flechas, caimanes y osos perezosos. En la localidad de Old Bank, cuna de la cultura afroantillana, conocen el estilo de vida local en sus coloridas casas de madera.

En Panamá City, popular por su gran cantidad de rascacielos y entidades bancarias, Viajeros Cuatro se traslada a Costa del Este, el distrito financiero, y se ‘cuela’ en una parte del Canal de Panamá solo accesible para los trabajadores para abordar la historia de su construcción y su importancia estratégica. También conocen el origen de la ciudad, destruida por un ataque del pirata Henry Morgan en 1671, el barrio colonial, Patrimonio de la Humanidad, y uno de los símbolos del país: el sombrero panameño.

Por último, con Humberto Boza, el artista de reguetón más famoso del país, acuden al Mercado de Mariscos, antes de mostrar el estudio musical en el que trabaja con su equipo. El espacio también visitará la comarca indígena de Emberá-Wounaan navegando en una embarcación tradicional a través del río Gatún.

Deja una respuesta